Si no te gusta lo que ves en el espejo, mírate en los ojos de alguien que te quiere.

“Si no te gusta lo que ves en el espejo, mírate en los ojos de alguien que te quiere”

Escuché esta frase hace unos días y me pareció preciosa…

Que equivocados estamos en tratar de buscar la perfección, la perfección en nosotros, en nuestro trabajo, en nuestros amigos, en nuestro cuerpo…

Si sólo por un instante pudiésemos vernos como nos ven aquellos que nos quieren, vernos a través de esas personas que ven más allá de nuestros defectos… seguramente nos sorprendería como cambia la percepción que tenemos de nosotros mismos y dejaríamos de darle importancia a tonterías, para darnos cuenta de lo que es importante de verdad en una persona.

Imagen

La parte menos bonita de esta frase es que la escuche en boca de una gallina en unos dibujos animados para niños y pensé… ¿cómo puede ser que un niño se vea mal ante el espejo?

¿qué estamos haciendo mal?, ¿qué valores estamos inculcando a los más pequeños?

Me niego a creer que un niño necesite que una gallina le diga cómo mejorar su autoestima.

Los dibujos deberían recordarles  una canción, los colores, que se tienen que lavar los dientes después de comer o que compartir los juguetes y jugar con otros niños es más divertido que hacerlo solo.

Pero, tenemos un gran problema  ya que no sólo somos infelices nosotros por ese afán de competición, de comparación, de perfección… si no que lo tenemos tan arraigado que se lo dejamos en herencia a los que vienen por detrás.

Los niños sólo deberían pensar en jugar, reir, correr, comer chocolate, coger alguna pataleta cuando les dices que no…

Deberíamos enseñarles a ser felices con lo que tienen y lo que son, pero claro, antes tenemos que creérnoslo nosotros mismos.

Plataforma vibratoria , ¿una nueva máquina de tortura?

Después de una semana con mis cólicos de riñón, virus del estómago y demás males…hoy me levantado con la energía al nivel máximo. Como me dicen en casa…en “modo terremoto”.

Así que he puesto mis deportivas y me he ido al gimnasio. Hoy me tocaba clase de plataforma vibratoria…

Bufff, menos mal que es sólo media hora porque… ¡madre mía lo que sufro!

 

plataformas

Hace ya tiempo que intento no perderme estas sesiones porque he de decir que, por lo menos con mi experiencia, es uno de los ejercicios más completos y que mejores resultados me ha dado.

Eso sí, hay que ser constante y hacerlo a manos de profesionales. Como con todo, no vale cualquier cosa o cualquier producto milagro. Subirse sin más a una plataforma y dejar que te vibre todo el cuerpo sin control no sirve de nada y seguramente, además, no será nada bueno para tu salud.

Mi guerra contra la celulitis ha ganado muchos puntos gracias a este “aparato de tortura” y las rutinas de ejercicios que nos preparan mis chicas.

No es que tenga el culo y la tripa como cuando tenía 18 años pero tengo claro que algo hemos ganado.

 

Os dejo un artículo sobre sus beneficios   Estudio power plate

La píldora mágica está dentro de ti

Este video tiene, como todo en esta vida, defensores y detractores.

Según algunos, este anuncio responde a una doble moral de la empresa Coca Cola porque, a la vez que comercializa refrescos con alto contenido en azúcares, promueve hábitos de vida saludables.

Y digo yo, ¿la culpa es de la empresa que vende esos productos o de las personas que se los toman?,                                 me pregunto, ¿un refresco con azúcar de vez en cuando, acompañado de una alimentación saludable y una práctica de deporte habitual, genera muchos problemas de salud?

Hacemos un mal uso de los productos… pero la culpa nunca es nuestra.

Nadie nos obliga a llevar una vida sedentaria, a tomar más refrescos de la cuenta, a comer grasas, a dormir poco…

Pero, ¡qué narices!, vamos a echar la balones fueras… ¿para qué vamos a reflexionar sobre lo que hacemos bien o mal, sobre si podemos hacer algo para mejorar… si es más sencillo echar la culpa a otros?

 

Bueno, dejando a un lado la controversia… creo, que si nos fijamos en lo importante, en el mensaje que trasmite, este vídeo es muy bueno.

Magic Pills, la solución contra la obesidad. Julio 2013

Bailar, bailar y bailar…

Hoy he hecho una de mis cosas preferidas para empezar el día con buen pie .…

¡¡BAILAR!!

He puesto mis canciones favoritas, esas que te dan buen rollo, esas que hacen que tus pies empiecen a moverse, esas que te ponen de buen humor  y…. a bailar delante del espejo.

Aprovecha cualquier momento del día,  pon esa canción que tanto te gusta y baila,                                                               baila como si nadie te estuviese mirando, sonríe y ya verás como te gusta lo que ves en el espejo.

390606

Toca ponerse las pilas

Si algo he aprendido a lo largo de los años es que me gusta el chocolate, salir de tapas, las cervecitas con los amigos… y por supuesto, son placeres a los que no estoy dispuesta a renunciar.

Así que no queda otra que mover el culo y compensar los “pequeños excesos” con un poco de ejercicio.

Últimamente no puedo ser muy constante pero he decidido, que dentro de mi operación “sacar al pibón que llevo dentro” es imprescindible retomar mis horas de gimnasio.

¡Dicho y hecho!

Estos días he vencido cualquier tipo de excusa y pereza y me puesto las pilas.

Os iré contando los tipos de ejercicios con los que mis “entrenadoras personales” me hacen sufrir cada día y con los que conseguiré un cuerpo preparado para las tan esperadas sesiones playeras o las largas noches de verano.

¡Si queréis saber lo que es sudar, este es vuestra actividad!

Un circuito de media hora, con dos series y en cada una de ellas unos 10 ejercicios (flexiones, ejercicios aeróbicos, ejercicios con pesas…).

¡Lo combina todo y no se dejan ni un músculo por trabajar!

45 segundos de trabajo, 15 de descanso y a por el siguiente puesto…

http://www.sportlife.es/iniciacion-running/articulo/circuitos-quemagrasas-ya

“No importa que llueva si estoy cerca de ti…” (Efecto pasillo)

 

Nos pegamos el día corriendo, de un sitio a otro, de una obligación a otra…

Entre toda nuestra vorágine, trabajo,estrés, familia, gimnasio, amigos… no tenemos tiempo de pararnos, de hacer que todo se detenga y disfrutar de lo que pasa a nuestro alrededor.

Las grandes metas que nos fijamos no nos dejan disfrutar por el camino de los pequeños (o no tan pequeños) momentos que todos tenemos a lo largo de cada día.

Seguro que ir un poco más despacio, poder ver las pequeñas cosas que nos hacen sonreír cada mañana, saborear de verdad esas cerveza con los amigos, disfrutar del camino al trabajo con un poco de música… ¡nos ayuda a ser muchísimo más felices!

Y por mucho que parezca que queremos olvidarlo, lo más importante en tu vida, son las personas que están a tu lado, que la viven contigo, con lo bueno y con lo menos bueno.

 Por esas personas que ven entre líneas y te mandan un mensaje…

Por esas que te preparan una comida sorpresa por tu cumpleaños…

Por esas que te hacen de canguros para que podamos ir una tarde al cine…

Por esas que saben dar abrazos….

Por esas que nos aguantan un mal día sabiendo que mañana será mejor…

Por esas que te mandan un mensaje o una foto porque algo les ha recordado a ti…

Por esas que te llaman porque están muy tristes o enfadadas y sólo necesitan hablar contigo…

Propósitos para el 2014

He de reconocer que no hemos empezado demasiado bien el 2014. Quizás, por eso mismo, he decidido que todo es cuestión de actitud.

Porque hay cosas que no podemos cambiar, pero sí que podemos mirarlo con otros ojos, tratar de ver el lado positivo (o menos negativo en algunos casos) y seguir adelante con una sonrisa.

De repente me encuentro, con casi 35 añazos, con que mis complejos han vuelto… yo pensaba que los tenía bien guardados en el cajón pero está visto que no es así… Después de un mes mirándome en el espejo por delante, de lado, por detrás… examinado cada detalle y por supuesto, viéndolo mal… he decidido que esto no puede seguir así.

Está claro que no mido 1,80 m y no peso 50 kg pero, oye, que tampoco estoy tan mal.

Así que todos los propósitos del nuevo año los voy a resumir en uno: voy a levantarme todos los días, mirarme en el espejo y ver el pibón que llevo dentro.